ABUSO POLICIAL que genera inseguridad y temor en la población

757

La Constitución Nacional establece que la Policía Nacional es el organismo del Estado paraguayo encargado de la seguridad interna. Pero si esta institución es la que pisotea los derechos de los ciudadanos cometiendo abusos. No le queda otra a la población que tener temor a quienes deberían estar velando por su seguridad.

Si esta situación se presenta el Estado de Derecho no existe y la LIBERTAD en peligro.

Los que ocurrió en el procedimiento, por llamarlo así,  de los funcionarios policiales de la comisaria séptima del barrio San José es inadmisible. Es un abuso de autoridad. Es un procedimiento que se comprará a la temible policía stronista.

Los funcionarios públicos, uniformados: Isabelino Gamarra, Víctor Álvarez, Ariel Galeano, Ansi Avalos, y Juan Esquivel, literalmente ingresaron y secuestraron a un ciudadano de su propia casa, frente a sus familiares y se robaron su vehículo.

Entrar en una casa sin orden judicial es ilegal. Llevar un rodado de esa casa sin mediar una orden de un juez competente es robo. Llevarle al ciudadano a la fuerza sin una orden de un magistrado es un secuestro.

Como se puede ver lo que hicieron los agentes policiales es grave. La institución policial debe intervenir la comisaria 7, destituir a todos los agentes. Ordenar el arresto de los mencionados más arriba.  Esto es lo mínimo que se puede hacer ante el atropello al Estado de derecho que hicieron los agentes, a quienes no se les puede llamar del orden.

El afectado es Rafael Díaz Cano, a quien acusan de resistencia. El mencionado es bombero y no se habría quedado en una barrera policial.

El fiscal, Miguel Alvarenga, antes de cumplir con su rol de defensor de la sociedad trata de blanquear el mal procedimiento policial.

 

 

 

Comments

comments