Afirman que el PCC tiene una ALIANZA con el EPP

571
Exercito do Povo Paragaio

Un material publicado por el periodista Ricard Wagner Rizzi, en junio de 2020, señala que existe una alianza entre el Primer Comando Capital (PCC) y el denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). El mismo tiene una columna especializada en el tema de la facción criminal paulista que tiene sus ramificaciones en Paraguay. Sostiene que el jefe máximo de la organización criminosa brasileño ha realizado alianzas estratégicas que le permitieron crecer, entre los que destaca la que hizo con el grupo armado de nuestro país.

La Policía Federal en un informe sigilo sostiene que el PCC tiene 174 solados en Paraguay. Para el periodista Rizzi, son mucho más. Dos de los jefes de la facción en la frontera están presos en el Brasil, pero otros siguen libres.

En un material publicado sostiene que el jefe máximo del PCC, Marcos Willians Herbas Camacho, más conocido como “Marcola”, ha realiza alianzas estratégicas para mantener su estructura criminal y seguir creciendo pese al combate que realizan las autoridades brasileñas.

Otro punto que llama la atención en el material, pero no hay muchos detalles es la utilización de las barras bravas de los clubes, menciona específicamente la del Sportivo Loqueño, para distribuir cocaína.

Una parte del escrito dice que “Para la década del 2000 Marcola ya circulaba en Paraguay, y aunque no está muy claro cuándo el PCC se alio al Ejército del Pueblo Paraguayo, se cree que ya se comunicaron antes de la salida de sus integrantes del Movimiento Patria Libre (MPL)”.

Agrega que: “Veinte años después, una sola célula vinculada al Primer Comando Capital que utilizaría a los barras bravas del Sportivo Luqueño, habrían movido 300.000 dosis de cocaína valoradas en 1,5 millones de dólares”.

Sostiene seguidamente que “El EPP, Sendero Luminoso, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) utilizan el narcotráfico para financiar las luchas marxistas, leninistas y guevaristas de estos grupos extremistas que nacieron durante la Guerra Fría”.

En otro punto señala que “el grupo armado paraguayo, al igual que las facciones brasileñas, alientan secuestros y asesinatos de agricultores, políticos, empresarios y policías, así como ataques con bombas, y hasta ahora nada nuevo para los brasileños”.

“Sin embargo, miembros del PCC han trabajado junto con los EPP en varias acciones en suelo paraguayo, incluso en ataques a productores de soja brasileños, y estos ataques no solo tienen como objetivo la ganancia”

Comments

comments