APAÑAN procedimiento ilegal de policías en ÑACUNDAY

1109
Fernando Mendoza, jefe de la subcomisaria Agro Toro de Ñacunday.

La dirección de la Policía Nacional en el Alto Paraná, a cargo del comisario Miguel Cañiza, estaría apañando el procedimiento ilegal que realizaron uniformados de la subcomisaria “Agro Toro” de Ñacunday. Los agentes junto a guardias privadas destruyeron una plantación de marihuana sin informar al Ministerio Público. Todos actuaron al mando del propietario de la estancia Agro Toro, el productor brasileño, Tranquilo Favero, a quien llaman de “Don Antonio”.  El jefe de la unidad policiales suboficial principal, Fernando Mendoza, dijo que el procedimiento lo hizo la Secretaria Nacional Antidrogas (Senad).

Quienes estuvieron realizando al procedimiento de destrucción de un campamento de los traficantes y las plantaciones de marihuana son de la subcomisaria 037 Agro Toro, del municipio de Ñacunday, región Sur del Alto Paraná. Los personales intervinientes en el procedimiento fueron: suboficial principal Fernando Mendoza; suboficial principal José Ramírez; suboficial inspector Néstor Britoz. El grupo de personal de seguridad de la empresa Agro Toro, estuvo encabezado por Ever Fernández y Mario Escurra, según los datos a los que tuvo acceso AHORA CDE.

ESTE ES EL VIDEO DEL PROCEDIMIENTO:

El director de la Policía Nacional, en el Alto Paraná, comisario Cañiza, se llamó a silenció sobre el procedimiento. No se pronunció pese a la grave denuncia que involucra.

Los agentes policiales debieron comunicar al fiscal antidrogas, Manuel Rojas, sobre el procedimiento, pero no lo hicieron. Solamente “rindieron cuenta” de los que hicieron a “Don Antonio” como llaman al denominado “Rey de la Soja” que es Tranquilo Favero.

No se tiene conocimiento sobre la fecha exacta en que se hizo el procedimiento para destruir el campamento y la plantación de marihuana.

El jefe de la subcomisaria, Fernando Mendoza, dijo que fueron los agentes de la Senad, a cargo de Arnaldo Giuzzio, quienes realizaron el procedimiento.

Los agentes policiales no informaron sobre la cantidad de droga destruida, y sobre las evidencias encontradas.

Comments

comments