Aumenta la hipótesis que NEGOCIO de PERFUMES en CDE seria móvil de doble homicidio en Country Club

2350
En el centro el fallecido, Osvaldo González Duarte y su esposa Domi Dávalos.. En su perfumeria en CDE.

Para la fiscalía y la Policía existen muchos cabos sueltos en el caso del doble homicidio en el lujoso complejo residencial del Paraná Country de Hernandarias. Para los investigadores aún no esta muy claro el móvil del crimen. Pero la presunción más fuerte y que aumenta es con relación al millonario negocio de los perfumes en Ciudad del Este. Habría poderosos padrinos detrás de los involucrados, indicaron fuentes.

Toda hay muchas incógnitas que deben ser esclarecido sobre el luctuoso hecho que ocurrió el miércoles 6 de marzo de 2019. Una víctima fatal Osvaldo González Duarte junto a su esposa, Domi Dávalos, como es conocida, tienen una perfumería en el centro de CDE y además son proveedores de otras firmas. La segunda víctima fatal es su hermano Nelson González Duarte, quien era operador político, en la seccional 8,  del movimiento Colorado Añeteté, del sector del narco-diputado, Ulises Quinatana.

Nelsón González, uno de los ultimados a balazos en el Country Club, junto al entonces candidato Mario Abdo Benítez, hoy presidente de la República. Al fondo Ulises Quinatana.

El fiscal Alfredo Acosta, quien investiga el doble homicidio en el Paraná Country Club (ubicado en Hernandarias, departamento de Alto Paraná), mencionó que el caso es muy complejo desde el punto de vista investigativo y calificó de dantesca (espantosa) la escena del crimen porque se topó con mucha sangre, vidrios rotos y como 10 a 12 vainillas servidas. No encontró el arma en la vivienda.

Rodrigo Fernando Florentín Dávalos (prófugo), de 20 años, aparece como el principal sospechoso del asesinato de su padrastro Osvaldo González Duarte y el hermano de este, Nelson Rafael González Duarte, quien fungía de guardaespaldas de su familiar. Según las informaciones recabadas, supuestamente el autor del crimen es un joven muy violento.

Acosta mencionó a radio Monumental además que había problemas familiares, específicamente entre el fallecido Osvaldo González y su esposa, la empresaria Dominga Dávalos Núñez. Una noche antes del doble homicidio hubo una pelea verbal y la mujer y su hijo (el sospechoso) salieron de la vivienda para pernoctar en otro lugar.

Rodrigo Fernando Florentín Dávalos.el homicida.

A las 12:30 de ayer miércoles ambos volvieron a la casa, donde no estaban los ahora fallecidos porque habían ido a retirar del colegio al hijo menor de la pareja (hermanastro de Rodrigo). Cuando los tres llegaron a la casa encontraron a la mujer y su hijo, ahí se habría generado la discusión y posterior asesinato.

“Por lo visto fue una discusión generalizada, el primero en recibir el impacto fue el tío (asesinado en el balcón) y luego el padrastro (en el baño). A ciencia cierta no se sabe cómo pasó, pero se presume que al parecer Rodrigo disparó a la gente que estaba ahí”, detalló el fiscal.

Siguió contando, en entrevista con la R800 AM, que aparentemente el joven, luego de matar a su padrastro, llaveó la puerta del sanitario y dejó encerrada adentro a su madre con el fallecido.

El investigador indicó que solo hay cámaras de seguridad fuera de la vivienda y que en las imágenes se observa al principal sospechoso salir solo de la escena del hecho y abordar su automóvil, el cual luego dejó abandonado en una estación de servicios, donde lo habría rescatado su padre, según le relató un trabajador de la gasolinera. Ya se libró una orden de captura contra el progenitor.

El fiscal sostuvo que existe una “parte oscura” en el caso, respecto a las heridas cortantes que sufrieron la madre y el menor de 17 años. En ese sentido, de acuerdo al testimonio del chico, este rompió el vidrio del baño que colinda con el dormitorio de la pareja y por allí salió su mamá. En ese momento ambos habrían sufrido los cortes. Sin embargo, el agente dejó en claro que no descarta aún la implicancia de los mismos, en especial de la empresaria, en el doble crimen. “Todos son sospechosos y realizamos las pruebas de nitrito y nitrato a cada persona que estuvo en la casa”, acotó.

Hasta ahora la mujer no declaró ante el fiscal, atendiendo que fue llevada a un hospital para ser intervenida quirúrgicamente y sigue en shock tras lo ocurrido en la lujosa vivienda del Paraná Country Club.

Durante el homicidio, otra persona se encontraba de la vivienda: la persona encargada del servicio doméstico, quien está muy asustada. La misma declaró ante la Fiscalía que estaba en la cocina cuando escuchó los disparos, pero aseguró que desconoce qué exactamente ocurrió, porque el homicidio se registró en el segundo piso de la casa.

El fiscal mencionó a radio 1000 AM que la familia se dedica a la venta de perfumes, siendo la mujer la fundadora del negocio.

Comments

comments