COIA mantiene esquema de cobro de COIMAS del DETAVE en el ESTE

1320

Los funcionarios destacados en la Coordinación Operativa de Investigación Aduanera (COIA) mantienen funcionando el mismo esquema de cobro de coimas que tenía el extinto Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especializada (DETAVE) en la zona Este. Es para dejar que los contrabandistas operen dentro del país y transporte las cargas que ingresaron en forma ilegal al país sin inconvenientes. Entre los recaudadores están Hugo Cabrera y Eulalio Ojeda. Los encargados de recibir el dinero rotan en forma permanente están solo una semana en la región fronteriza.

Pese a que el Gobierno anunció que el COIA sería diferente al Detave, en la práctica es lo mismo y esto queda evidencia en la región fronteriza con el Brasil. El coordinador del COIA es German Zonetti. En la zona ya no hay más coordinadores regionales o jefes. Son encargados y rotan todas las semanas, pero todo está coordinado para que el esquema de cobro de coimas se mantenga intacto.

Eulalio Ojeda del COIA

Hugo Cabrera y Eulalio Ojeda son dos de los que están esta semana y están supuestamente “recaudando”. Estos dos estarán solamente esta semana. La próxima semana vendrán otros, pero el esquema se mantiene.

Los responsables o fiscales del COIA tienen igualmente su “personal” o “secretario” quienes se encargan de recibir el dinero para que los contrabandistas puedan operar sin inconvenientes dentro del territorio nacional.

Los funcionarios de COIA realizan controles aleatorios y en los puestos de fiscalización que anteriormente tenía el Detave. Al igual que antes quienes no pagan se les decomisa sus cargas. En otros casos realizan algunas aprensiones con el solo objetivo de mostrar las fotos a los medios de prensa.

Las cargas de contrabando de mercaderías son manipuladas en plena vía pública en la zona. Esto hacen aquellos que ya pagaron a los funcionarios del COIA.

Todos los días circulan grandes cantidades de productos que ingresaron en forma ilegal desde el Brasil y la Argentina. Son comercializados en despensas, mini mercados, supermercados, y en el mercado de abasto municipal del barrio Obrero.

 Al parecer el tan mentado cambio en el combate al contrabando que prometió el Gobierno aún no llego en la zona de Ciudad del Este.

Comments

comments