Comuna NO EXIGE el relatorio de impacto ambiental a GASOLINERAS

392
Estación de servicio en un terreno del Area 3. No se pudo saber si el predio sigue siendo o no de la Itaipú.

Hemos solicitado a través del portal de acceso a la información pública los relatorios de Impacto Ambiental (RIMA) de las gasolineras que están siendo construidos en Ciudad del Este. Sorprendentemente la comuna nos informó que no exigen. La División de Obras Particulares informó que ellos piden dichos documentos recién cuando se pide la inspección final de la obra, o sea cuando ya se terminó. Y si la obra afecta al medio ambiente, una vez terminado de que sirve. Esta es una muestra como la joda es una característica de la administración municipal de Miguel Prieto Vallejos.

El año pasado el intendente Prieto pidió a la Junta Municipal aprobar la habilitación de tres estaciones de servicios. Si el mismo Prieto quien al asumir prometió ante la ciudadanía que durante su gobierno no se habilitaría ninguna estación de servicio. Mintió.

Los tres pedidos fueron enviados sin que los solicitantes hayan presentado el relatorio de impacto ambiental. Sin este requisito no se puede aprobar ninguna obra de este tipo.

Hemos solicitado al Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo (MADES) relatorios de impacto ambiental para estaciones de servicios en CDE. Pero no tenían ningún nuevo.

Existen varias gasolineras que están ya por funcionar en zonas inapropiadas, donde podría tener un fuerte impacto contra el medio ambiente y la calidad de vida de los vecinos.

Hemos pedido a través del portal de acceso a la información los relatorios ambientales de las tres estaciones de servicios cuya habilitación pidió el jefe comunal y de las otras que están en fase de terminación.

El informe de la División de Obras Particulares dice que no existen dicho documento y solamente lo piden cuando los dueños de las gasolineras piden la inspección final de la obra, cuando ya todo esté listo y nada más se pueda hacer.

La respuesta que recibimos de la Intendencia Municipal no sorprende, solamente ratifica la joda con que maneja la institución comunal el intendente Miguel Prieto.

Comments

comments