Condenado a prisión por adulterar un cheque por USD 500 mil

1175

En la noche de ayer concluyó un juicio oral y público por producción de documentos no auténticos y apropiación, contra Vanilson Griebeler Marschall, quien fue condenado a 9 años de prisión, con el fallo unánime de los magistrados Oscar Gabriel Genez, Evangelina Villalba y Lourdes Morínigo. Los hechos ocurrieron en el mes de febrero del año 2015, en Santa Rita.

En la época, el acusado se desempeñaba como gerente de la firma Agro Silo Santa Catalina S.A y consiguió que la empresa libre un cheque a nombre de Antonio Marques Mombach por valor de USD 500 mil, el 23 de febrero de 2015. El documento de pago fue efectivizado dos días después con un endoso falsificado, en una casa de cambios de Ciudad del Este.

Con el informe técnico del perito calígrafo Darío Benítez Otazú, se pudo saber que el gesto gráfico del documento en el endoso del cheque corresponde a Griebeler Marschall. Asimismo, las testificales revelaron al Tribunal, que el acusado llevó el cheque a la casa de cambios, ubicada en el km. 4 de Ciudad del Este y lo efectivizó.

Posteriormente, la firma agroindustrial, reclamó la deuda a Marques Mombach, quien no había hecho ningún trámite al respecto y se dio por enterado al ser requerido por la cuenta espuria. El agricultor tuvo que despojarse de sus bienes para saldar la deuda con la empresa, según explicó en el contradictorio.

Un detalle que los miembros del Tribunal mencionaron al argumentar la sentencia fue que el recibo de constancia de la supuesta entrega del cheque a Antonio Marques, fue expedido en el mes de marzo, un mes después de la expedición del documento de pago y su efectivización.

“El Señor Vanilson era el gerente, el manipulaba los documentos de los colonos, conocía como tratarlos y convencerlos de que todo estaba supuestamente bien. En este juicio nos indicaron que hay casos similares, un esquema montado para perjudicar a los agricultores de esa zona”, explicó el juez Oscar Gabriel Genez, presidente del Tribunal.

REMISIÓN AL MINISTERIO PÚBLICO

El Tribunal llamó la atención al Ministerio Público por la investigación displicente, porque existen pruebas documentales que fueron revisadas en la constitución de otro agente del Ministerio Público, cuando la causa se denunció, pero que no están agregadas al expediente. En el juicio oral, el fiscal Edgar Benítez sostuvo la acusación.

Los magistrados entendieron que existen indicios de otros participantes en un esquema montado para perjudicar a los colonos de esa zona del Alto Paraná, por ello, remitieron los antecedentes al Ministerio Público para investigar más a fondo el caso.

El hoy condenado, tiene un proceso por una causa similar. Al concluir el juicio oral, se ordenó su remisión a la penitenciaría regional por la pena aplicada y la posibilidad de una fuga hasta que la sentencia quede firme, atendiendo la ubicación geográfica de esta Circunscripción.

El defensor de Griebeler Marschall, pidió que su cliente sea remitido a la Penitenciaria de Encarnación, argumentado que está amenazado de muerte por un miembro del Primer Comando Capital (PCC), recluido en el penal esteño.

Comments

comments