Condenan al hombre que mató a su cuñado por excitación emotiva

966

El Tribunal de Sentencias integrado por Herminio Montiel, Nilda Estela Cáceres y Milciades Ovelar, condenó este martes, a 5 años de penitenciaría a Julio Espínola Chena, por homicidio doloso, con excitación emotiva, ocurrido el 11 de mayo del 2017, a las 20.00, en el barrio Remansito de Ciudad del Este. Resultó víctima, su cuñado, Carlos María Florentín Peña, un violento joven, adicto a las drogas, quien venía hostigando permanentemente al hoy condenado, hasta que finalmente ese conflicto personal tuvo un desenlace fatal. 

La Agente fiscal, Estela Ramírez, sostuvo que Espínola Chena mató al hermano de su expareja, Luisa Florentín cuando estaban ingiriendo bebidas alcohólicas, ocasión en que discutieron y el acusado disparó tres veces contra la víctima, quien falleció en el hospital distrital de Presidente Franco.

Si bien la acusación no mencionó las circunstancias que motivaron la violenta reacción, los testigos indicaron que el fallecido, bajos los efectos de estupefacientes, amenazó y desafió enfáticamente a su cuñado, con un puñal en la mano, lo que alteró el estado emocional del acusado, quien terminó disparándole con arma de fuego.

Es así que, la defensora pública Sady Mabel Cantero, en base a los testimonios, invocó la figura de la excitación emotiva, sosteniendo que su representado cometió el crimen, tras la drástica provocación de la propia víctima, quien lo amenazó con un arma cortante y le vociferó todo tipo de improperios.

Resulta que, entre ambas personas había muchos problemas, antecedentes de conflictos, ya que el fallecido siempre le exigía dinero a su cuñado para la compra de crack y marihuana e incluso, Florentín y su pandilla habrían ingresado para robar en una casilla perteneciente a la pareja de Espinola Chena y, en el día del homicidio, previamente el adicto atropelló el domicilio del acusado, profiriendo palabras ofensivos y amenazantes, portando un arma blanca.

Comments

comments