Corredor de Exportación: rotonda de Mayor Otaño toma forma

324

La construcción del Corredor de Exportación que unirá las ciudades de Natalio (Itapúa) y Los Cedrales (Alto Paraná) avanza sostenidamente en los tres frentes. En el Tramo 2, a cargo de la empresa Ecomipa S.A., las obras de la futura rotonda de Mayor Otaño van tomando forma, así como también están en su etapa final los puentes y la construcción del nuevo puesto de peaje. Este sector abarca desde la Colonia 7 de Agosto hasta el río Ñacunday, tiene 46,5 kilómetros y la inversión total alcanza G. 397.920 millones.

Mayor Julio Dionisio Otaño, o simplemente Mayor Otaño es uno de los distritos del departamento de Itapúa que se beneficiarán directamente con este emprendimiento. La ciudad cuenta con más de 17.000 habitantes, donde aproximadamente un tercio de la población vive en el área urbana, 6.000 habitantes; el resto se halla en la zona rural.

Así con en Mayor Otaño, el Corredor progresa en los demás lotes, desarrollándose intensas labores con importante dotación de personal a lo largo de todo el trazado. De los 143,2 km de extensión total que tiene la carretera, 104,3 km ya cuentan con carpeta asfáltica extendida y lo que aún falta se completaría antes de concluir este 2021, si no se presentan inconvenientes. 

Posteriormente, ya a inicios de 2022, se espera trabajar en lo que resta de la parte de señalización y seguridad vial, accesos laterales, entre otros ítems, para así finalmente concretar este anhelado proyecto.

El Corredor de Exportación es una de las obras públicas más grandes que se ejecutan en la zona sureste de la Región Oriental. Su puesta en servicio tendrá un gran impacto en la economía permitiendo agilizar el traslado de la producción de granos a los principales puertos graneleros ubicados sobre el río Paraná.

La nueva vía forma parte de la Ruta Nacional PY07 y su construcción se divide en 3 lotes o frentes de trabajo:

El Tramo 1, que va desde Natalio hasta la Colonia 7 de Agosto, a través de 50 kilómetros de extensión, está cargo de la empresa Benito Roggio e Hijos S.A. y tiene una inversión de G. 303.883 millones.

A su vez, el Tramo 2 que va desde la Colonia 7 de Agosto hasta el río Ñacunday, tiene 46,5 kilómetros y lo construye Ecomipa S.A. con un monto del contrato de G. 397.920 millones.

Finalmente, el tramo 3, entre el río Ñacunday y el distrito de Los Cedrales, suma 46,7 kilómetros más de extensión, siendo la empresa Ilsung Construction Co. Ltda., la encargada con un contrato por G. 382.546 millones.

Toda la financiación proviene de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y la fiscalización la realiza el Consorcio Central Yachiyo. (MOPC)

Comments

comments