Corredor de la Exportación: más de 120.000 compatriotas de Alto Paraná e Itapúa serán los beneficiados directos.

1465

Hace décadas que los pobladores de las comunidades de Los Cedrales (Alto Paraná) y Natalio (Itapúa) vienen reclamando el aislamiento al que estaban sometidos, sufriendo el polvo en las sequías o el barro tras las lluvias por la falta de un camino de todo tiempo.

Hoy, gracias a las obras del Corredor de Exportación, pobladores de la zona como es el caso Jorge Martínez de la comunidad de San Isidro, ya no vivirán ese pasado complicado.

Ellos, en poco tiempo más, contarán con una carretera con los más altos estándares de calidad, que no solo les permitirá llegar sin contratiempos a sus hogares sino también distribuir su producción con una mayor competitividad.

Fotos: Ecomipa S.A.

La denominada Ruta de la Exportación cubrirá 147 kilómetros, uniendo las localidades de Natalio, Yatytay, San Rafael del Paraná, Carlos Antonio López y Mayor Otaño (Itapúa), Ñacunday, Domingo Martínez de Irala y Cedrales (Alto Paraná). En todas estas comunidades habitan cerca de 120.000 compatriotas, quienes serán los beneficiados directos. 

El avance general alcanzado en los tres tramos es del 41%, según los últimos certificados de obras presentados.

Actualmente se trabaja con la carga de concreto  asfáltico que a la fecha alcanzó 26,44 km de trayecto ya terminado en el Tramo 1, mientras que en el tramo 2 es 13,82 km y 3,16 km de avance en el tramo 3. 


Fotos: Ecomipa S.A.

El tramo 1 abarca Natalio – Colonia 7 de Agosto y está a cargo de Benito Roggio e Hijos S.A.. El tramo 2 va desde 7 de Agosto hasta el Río Ñacunday y es responsable Ecomipa SA.

Finalmente, el tramo 3, Río Ñacunday-Cedrales, lo construye Ilsung Construction. Toda la fiscalización del proyecto está a cargo del Consorcio Central Yachiyo. La construcción emplea directamente a 900 personas y tiene un efecto multiplicador muy importante en toda el área de influencia.

Esta ruta es clave para la movilidad económica de alimentos producidos del país, y en consecuencia la importación y exportación de productos derivados; más aún, atendiendo que en estas zonas se concentran los principales puertos graneleros sobre el río Paraná.


Fotos: Ecomipa S.A.

La obra es financiada con fondos de la Agencia de Cooperación del Japón (JICA), y es considerada una de las más importantes de todo el Sureste del país, porque mejorará la conectividad de la red vial con la hidrovía, constituyéndose así en una vía clave para las exportaciones de esta región altamente agrícola. (MOPC)

Comments

comments