El Aborigen lo ganaba fácil pero terminó pidiendo hora

110

Guaraní tenía todo para golear y terminar un juego tranquilamente en Villa Elisa, ante un Sol de América diezmado desde el primer cuarto de hora, pero perdonó demasiado, se relajó sobre el final y el local puso suspenso al marcador hasta el pitazo final. Fue victoria aurinegra 2-1 y esperando sonriendo el juego por Copa Libertadores.

Fueron minutos de emociones, porque Sol se fue hacia adelante para buscar el empate. Cazal lo pudo lograr en un desborde por derecha y Servio envío el balón al córner. Después, tras una falta de Romaña vino un centro de Novick que no pudieron cabecear.

El juego se fue con la victoria del aborigen que sigue sumando puntos en el torneo Apertura, mientras que su rival sigue sin poder conseguir regularidad y otra vez terminó perdiendo. (Abc)

Comments

comments