Gordito entró al putero como cliente y asaltó a las chicas

1782

Un gordito llegó esta tarde hasta un prostíbulo denominado “526”, en el barrio Pablo Rojas, dejó su moto en el patio y pasó a la recepción como un cliente cualquiera. Después que las chicas desfilaron en su frente pidió ir al baño y regresó armado, pero con un revólver.

Inmediatamente rindió a las cuatro mujeres que trabajan en el lugar y se apoderó de sus teléfonos celulares, además de unos G. 500 mil. Con el botín en manos subió de nuevo a su moto y huyó feliz, como si acabara de hacer el delicioso.

Comments

comments