MORO y MARITO analizan AUMENTAR combate al tráfico de drogas y a facciones criminales

174
Aergio Moro, ex juez, actual ministro de Justicia y Seguridad del Brasil.

El ministro de Justicia y Seguridad Publica del Brasil, el ex juez, Sérgio Moro se reúne el lunes 3 de junio de 2019, con el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez en Pedro Juan Caballero. El tema combate al tráfico de drogas y a las facciones criminales. Estará además del titular de la Secretaria Nacional Antidrogas (Senad), Arnaldo Giuzzio, y se anuncia la presencia de la ministra de seguridad de la Argentina, Patricia Bullrich.

Los organismos de seguridad, especialmente del Brasil, montaron un esquema de seguridad especial y están en alerta máxima. Es ante la reunión del presidente paraguayo Mario Abdo Benitez, con el ministro Moro y la ministra Patricia de Argentina.

Moro llega en avión en Ponta Mora, y de allí en vehículo cruzara la frontera para reunirse cons su colegas ministros y el mandatario paraguayo.

Moro quiere intensificar la lucha contra el tráfico de drogas y armas. El secretario de Estado brasileño viene destacando la cooperación que existe entre su país y Paraguay en dicho área. Ahora quiere un combate frontal a las facciones criminales que desde la frontera surge a los grupos en San Paulo y Río con armas y drogas.

Los medios de prensa del Brasil informaron que el ministro Moro se reunirá en la sede de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD), con el presidente paraguayo Mario Abdo Benítez y con los ministros de seguridad Arnaldo Giuzzio del Paraguay y Patricia Bullrich, de Argentina. El tema principal del encuentro será la integración entre los países en la lucha contra el tráfico de drogas.

La frontera de Brasil con Paraguay, en Ponta Porã, región sur de Mato Grosso do Sul, siempre estuvo marcada por ejecuciones, tiroteos, tráfico de drogas y armas. El lugar es una de las principales puertas de entrada de estupefacientes y armas de gran calibre en el país.

La característica violenta de la región ha ganado aires de guerra en los últimos años con la disputa por el control del local entre facciones criminales.

Comments

comments