Patota encabezada por el intendente Prieto atropella y toma administración de la terminal de ómnibus de CDE

510

Una patota encabezada por el intendente Miguel Prieto, atropelló y tomó la administración de la Terminal de Omnibus de Ciudad del Este. La misma estaba concesiona a la empresa Ita Paraná. El jefe comunal debe tener la aprobación de la Junta Municipal para rescindir un contrato de concesión. Argumenta su actuación en el artículo 99 de la Ley 3966/2010, pero no se reúne las condiciones para aplicar dicha disposición. La asesora jurídica de la institución comunal, Nidia Prieto, familiar del intendente, expulso a los empleados de la firma y al mismo tiempo amenazo a los mismos. VEAN EL VIDEO

Argumentando una situación de emergencia el intendente rescindió unilateralmente y sin la aprobación de la Junta Municipal el contrato de concesión de la terminal de ómnibus.  Miguel Prieto encabezo una verdadera turba que atropello la administración del edificio donde aparcan los buses de media y larga distancia. Todo esto es para hacer un show mediático y aparecer en los medios de prensa y en las redes sociales tratando de tapar su inoperancia al frente de la comuna esteña.

Prieto olvida el cargo que tiene y fue a discutirse con algunos empleados de la empresa Ita Paraná concesionaria de la Terminal.

Con esta actitud expone al municipio a sendas demandas que pueden generar daños al patrinomio público municipal.

La asesora jurídica de la institución. Nidia Prieto, quien es pariente del jefe comunal, ignorando las normas legales expulsan a los empleados de Itá Paraná, y luego inclusive les amenaza.

Llamo la atención igualmente la presencia del ex juez, Mauro Barreto, quien no es funcionario, pero actuó como tal.  Barreto es considerado el magistrado más corrupto que tuvo el Alto Paraná, dijo que estuvo en representación del Colegio de Abogados.

Las normas legales señalan que el intendente no tiene atribución de rescindir un contrato. Tampoco puede atropellar y tomar la administración de una empresa privada, por más que tenga una concesión comunal.

En todo caso debió disponer la intervención de la administración, tampoco expulsando a los empleados y tomando la misma a la fuerza como hizo Prieto. Esto explicaron abogados consultados.

En relación al hecho la municipalidad esteña informo:

La administración de la terminal de ómnibus estaba a cargo de la empresa Ita Paraná S.A. de Benigno Villasanti Kulman, hace décadas. El procedimiento fue realizado en cumplimiento a una medida de urgencia, adoptada por el intendente Miguel Prieto, ante las millonarias pérdidas económicas que generaba la concesión de este predio municipal.

El procedimiento fue realizado por una comitiva liderada por el intendente y la Dirección de Asesoría Jurídica de la Comuna, acompañados de la escribana pública Melisa Soto, efectivos de la Policía Nacional y directores municipales.

Mediante la Resolución Nº 322 I.M., del 18 de julio, el intendente Miguel Prieto ordenó en forma inmediata la recuperación de la administración general de la terminal de ómnibus. La decisión fue adoptada como medida de urgencia, contemplada en el artículo 99 de la Ley Orgánica Municipal.

Una vez finalizado el inventario, se procederá al corte administrativo y a la asunción del nuevo administrador municipal, a la par de la notificación a todos los inquilinos.

El intendente nombró a Amílcar Gustavo Núñez Ibarra como nuevo administrador municipal de la terminal, en carácter interino.

La recuperación de la terminal permitirá un millón de dólares de ingresos anuales más a la Municipalidad de Ciudad del Este, según los cálculos realizados por la Dirección de Administración y Finanzas, a cargo del economista Daniel Pereira Mujica.

Comments

comments