“BLANQUEARON” contrabando a GRAN ESCALA retenido por paseros

426
Se uso el sistema "ojimetro" para verificar las cargas, especialmente el peso de las mismas.

Como se presumía la verificación de los camiones repletos de contrabando y que fueron retenidos por paseros, fue solo efecto de “blanquearlos”. En ningún momento se procedió a pesar las cargas. Todo se hizo a “ojímetro” ante la mirada del fiscal Julio Paredes y de efectivos contra Delitos Económicos de la Policía Nacional. Quedó evidenciado que el contrabando a gran escala nunca fue objetivo de represión por parte de la COIA, encabezado por Germán Zonetti y la UIC coordinado por Emilio Fúster. Solamente a los pequeños se les persiguió.

Mientras un grupo de paseros negociaba supuestamente la formalización del comercio fronterizo, que es solamente para la opinión pública, en predio de la Policía Nacional en CDE se realizaba la verificación de los camiones repletos de mercaderías retenidos por pequeños paseros en la noche del miércoles 11 de setiembre de 2019.

Pero la verificación fue al solo efecto de las fotos. Pese a que todo estaba detallado en kilos, en ningún momento se uso una balanza para pesar los productos. Todo se hizo a “ojímetro”, o sea al solo efecto de decir que controlaron. Pero en realidad no controlaron casi nada.

En ningún momento se procedió a pesar las cargas.

Estuvo comandando todo el fiscal Julio Paredes. Además de agentes contra Delitos Económicos y los enviados por Germán Zonetti de la Coordinación Operativa de Investigación Aduanera (COIA), que tampoco nada hicieron. Algunos de ellos se pasaron discutiendo con los paseros.

En todo momento los representantes de la COIA defendían el ingreso del contrabando a gran escala diciendo que todo estaba bien, pero no demostraban con documentos.

La retención de los camiones dejo evidencia que el contrabando a gran escala seguía operando con normalidad mientras que la represión era solamente contra los pequeños.

Los paseros quienes retuvieron los camiones igualmente ya volvieron a sus actividades ante la promesa de que ya no se les reprimirá. Con esto todo el esquema de contrabando ya sea a gran escala y en pequeñas cantidades volverá a la normalidad. Lo único que no cambio es el pago de las coimas que se mantiene inalterable.

Por otro lado se informó que la COIA ya no realiza controles en la zona primaria del Puente de la Amistad. Hecho que no corresponde. Igualmente se mencionó que la Marina permanecerá en la zona primaria pero ya no harán verificaciones. Serán los aduaneros los encargados de las recaudaciones.

Comments

comments