Policía y Fiscalía no aclaran ROBOS y APRIETES de uniformados

380

La Policía Nacional como institución y el Ministerio Público no aclaran las denuncias de robos y aprieta del cual son acusados los uniformados de la subcomisaria 52 de Minga Guazú. Los sindicados como polibandis, fueron trasladados. De los 7 señalados, 6 siguen vistiendo el uniforme policial pese a que fueron formalmente acusados de robo de US$ 150 mil y luego de haber cobrado 50 mil dólares a un supuesto miembro del PCC.

Las denuncias concretas de un robo de 150 mil dólares, a una mujer, que también se presume haya sido una entrega. Y La detención de un brasileño sindicado como supuesto miembro del Primer Comando Capital (PCC), a quien cobraron la suma de 50 mil dólares para liberarlo, no fueron aislados.

Los acusados estaban destinados a subcomisaria 52, ubicado en el Km. 30 de Minga Guazú. Tras los cuestionamientos fueron trasladados.

Los agentes cuando estuvieron en la mencionada subcomisaria realizaban controles en la intersección de las rutas VI “Doctor Juan León Mallorquín” y la Ruta VII “Doctor José Gaspar Rodríguez de Francia”. Considerado uno de los principales nudos de circulación del Alto Paraná. Estratégico para la Policía, desde el punto de vista para la seguridad, y para recaudar.

Los efectivos policiales denunciados y que fueron solamente trasladados  son: José Miranda, Favio Franco, Darío García, Javier Ramirez, Javier González, e Isabelino Ramirez. En el primer caso de robo, o supuesto robo, por que más bien fue una entrega, de 150 mil dólares está igualmente involucradoel comisario Fabián Bernardo Barrios Sosa, quien fue el único que fue separado del cargo.

El director de la Policía en el Alto Paraná, comisario Miguel Cañiza, tiene conocimiento de todas las denuncias contra los agentes, pero decide mantenerlos en sus cargos, por que son recaudadores, de acuerdo a los que indicaron los propios efectivos policiales.

Con esto hay una complicidad de la propia cúpula policial con los polibandis.

Pero los jefes policiales no son los únicos que protegen a los a los uniformados mencionados que antes de cumplir sus funciones se pasan robando y haciendo apriete para recaudar.

Cinthia Leiva, fiscal

El Ministerio Público igualmente da impunidad a los uniformados acusados de robo. El caso esta cajoneado. La fiscal Cinthia Leiva, nada hizo para aclarar lo que paso. Ni tan siquiera llamo a los uniformados para que sean reconocidas por la víctima. Nadie sabe el origen de los 150 mil dólares.

Luego está la “detención” de un brasileño por los mismos agentes acusados de haber robado 150 mil dólares a una mujer. Aunque también se menciona que pudo ser una entrega.

El aprehendido sería presuntamente integrante del PCC. Se trata del brasileño Cristian Maicon Lerea, quien tenía un documento brasileño falso a nombre de David Jhonatan Vellozo. Sin duda el hecho de que el “detenido” tenga documentos que no le corresponden ya debió ser detenido y remitido al Ministerio Público, anuqué tampoco había garantía de que se haga justicia.

Atendiendo a los datos tras la detención del brasileño Cristian Maicon Lerea, los uniformados ya sabían que el mismo estaba teniendo un documento falso. Debido a eso indicaron que tras consultas se detectó que el documento el mismo presentó a nombre de David Jhonatan Vellozo, no le correspondía.

Allí comenzó las negociaciones que termino con el pago de 50 mil dólares, a cambio de la libertad del brasileño a quien sindicaron de ser supuestamente integrantes del PCC.

Comments

comments