Intendenta Julia Ferreira se convirtió en COMPLICE y ENCUBRIDORA de los robos de Roque Godoy en FRANCO

247
Julia Ferreira

La intendenta de la ciudad de Presidente Franco, Julia Ferreira (PLRA), quien deja el cargo en menos de un mes se convirtió en cómplice y encubridora de los robos que se hizo durante la gestión del ahora intendente reelecto, Roque Godoy (PLRA). Pese a todas las evidencias sobre de las graves irregularidades, que en algunos casos están tipificadas como delitos, no presentó ninguna denuncia ante la fiscalía. Tampoco pidió una auditoria a la Contraloría ante las denuncias de corrupción.

La elección de Julia Ferreira como intendenta en reemplazo de Roque Godoy, dejo en el cargo para disputar la reelección que lo consiguió, fue un duro golpe político a Godoy, y fue posible mediante los colorados.

Ferreira asumió el cargo con la promesa de sacar a luz los y trapos sucios de Godoy.  Llego a sacra algunos, pero luego ya no divulgo nada de las anormalidades que detecto. Mo presentó ninguna denuncia. No pidió una auditoria a la Contraloría General de la República.

Julia Ferreira, a la derecha junto a las diputadas Roya Torres, esposa de Roque, y Kattya González, acto político en apoyo al intendente electo de Franco.

Con esto la misma se convirtió en cómplice y encubridora de Godoy quien en noviembre deberá asumir nuevamente el cargo.

La actual intendenta por ellos detecto la caja paralela, dispuso sumarios, pero nunca se supo el resultado de estos procesos administrativos. La caja paralela se alimentaba de la anulación de las facturas. Luego de anular las mismas se hacia otra por un monto menor.

Igualmente informó que Godoy convirtió en chatarra el parque automotor de la comuna, causando un grave daño patrimonial a la institución municipal.

Pero no presentó ninguna denuncia la intendenta, pese a que ella misma confirmo los hechos que constituye dolo. Y después ya no informó nada.

Paralelamente aparecieron otras graves denuncias especialmente en la adjudicación de obras municipales. Pago por obras fantasma, sobre facturadas. Hay una calle que primero mando a empedrar, luego asfaltar, y otra vez empedrar. Sin duda es un descarado robo.

Comments

comments