Intendente y Gobernador quieren que CIUDADANIA “pague” por la inutilidad de ellos

397

Horondamente y sin tener en cuentas los efectos colaterales, especialmente en la economía, el gobernador de Alto Paraná, Roberto González Vaesken y el intendente de CDE, Miguel Prieto Vallejos, quieren que la población pague por la inutilidad de ellos. Piden toque de queda entre las 20:00 y las 05:00. La comuna esteña no sanciona a los establecimientos que organizan farras con aglomeraciones, porque son amigos del jefe comunal. El gobernador no es capaz de ir a realizar gestiones ante la Itaipú para obtener recursos. Ambos están más preocupados por temas familiares y políticos.

Debido a que tienen un enorme desprestigio tanto el gobernador como el intendente llamaron a los responsables de salud pública, fiscales y hasta a policías para realizar el anunció de que quieren hacer que la población pague por la inutilidad de ellos mismos.

La mayor responsabilidad es la institución municipal a cargo de Prieto que nada hace sobre los abusos en las farras con aglomeraciones. En las redes sociales hay evidencia sobfre esto y nada hizo la comuna hasta el momento.

La Policía Municipal protege a los establecimientos donde existen aglomeraciones de personas dentro de un plan de supuesta seguridad para el sector gastronómico.

Vanos a citarle algunos ejemplos al inoperante jefe comunal.  Fiesta de carnaval en Megal Hotel, hasta fue destaque en la prensa brasileña.

Una discoteca Havana, frente al Casino Acaray, Brooklyn Kitchen y Bar y Almacen Cervecero en el Área 3. Estación de servicio Willy sobre la avenida San José. Solo son algunos.

Mientras el gobernador no fue capaz de ir a gestionar recursos ante la Binacional como lo hicieron y consiguieron en Foz.

Tanto González Vaesken como Prieto Vallejos, están más preocupados por temas políticos y familiares y dejan de lado los problemas de la ciudadanía.

Comments

comments