Itaipú desarrollo tecnología de OMNIBUS movido a ELECTRICIDAD y ETANOL, para el Brasil

217

El lado brasileño de la Itaipú desarrollo la tecnología de un colectivo movido a electricidad y a etanol (energías renovables). El modelo hídrico del vehículo comenzó a ser probado en su última etapa en la usina. Antes que termine el 2021 será entrego al Ministerio de Energía, para que el todo el proyecto sea usado por la industria brasileña y producir buses urbanos con combustible más barato, y que no contamine. Y el lado paraguayo que hizo..?

El proyecto del ómnibus híbrido (eléctrico / etanol) desarrollado por Itaipu Binacional y socios entra en su fase final. El prototipo acaba de regresar a la usina (ahora con “cara de bus”, ya que recibió la carrocería de Mascarello) y se someterá a una batería de nuevas pruebas de rodaje.

Los equipamientos del vehículo serán calibrados para ajustar su autonomía y eficiencia para uso urbano.

Itaipu inició el desarrollo de este proyecto a pedido de la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep), empresa vinculada al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI) del Brasil.

La experiencia de Itaipu con los vehículos eléctricos y el dominio nacional de la tecnología de producción de etanol como fuente renovable para la producción de combustibles fueron las principales razones de la solicitud de Finep.

Itaipu ya había realizado pruebas iniciales en la central hidroeléctrica antes de agregarse la carrocería Mascarello, entre noviembre de 2020 y febrero de 2021. En ese momento, el vehículo constaba solo del chasis, ruedas, baterías, asiento del conductor, dirección y algunos equipamientos mínimos para que el prototipo pueda moverse. El autobús es del tipo “lowfloor “ (piso bajo), lo que favorece la accesibilidad (es similar a los que se utilizan en los aeropuertos).

Ahora, con la carrocería ya instalada, las seis baterías de sodio, de 200 kg cada una, se instalarán en la ubicación final, además de la integración de los sistemas que controlan el sistema de tracción híbrido del vehículo, con el fin de realizar una gestión inteligente de la energía utilizada para mover el autobús.

Las pruebas con el vehículo completo se realizarán en la usina Itaipu hasta finales de este año, antes de ser entregado a la Finep. El objetivo, entonces, será poner la tecnología a disposición de la industria nacional, contribuyendo al proceso de transición energética del Brasil y al programa “Combustible para el Futuro”, para una matriz aún más limpia.

Comments

comments