La apertura de fronteras con Argentina podría causar escasez de combustible en sus provincias

323

Incluso con la frontera entre Puerto Yguazú y Foz de Yguazú abierta desde el pasado 27 de septiembre, el número de brasileños que cruzan el puente internacional Tancredo Neves sigue siendo reducido. Para frenar la inflación y estimular la economía, el gobierno argentino ha congelado los precios de los combustibles. En la provincia de Misiones, por ejemplo, el producto cuesta la mitad de lo que se cobra en Brasil y Paraguay. En Puerto Iguazú, la nafta super se vende a 95 pesos, o sea, a Gs. 3.895 el litro al cambio del día.

Uno de los motivos son los requisitos para entrar en el país vecino, como la prueba PCR y la vacunación completa contra el Covid-19. Con el avance de la vacunación en Argentina, que ya ha superado el 50% de la población vacunada con la 2ª dosis, se espera que las necesidades disminuyan en las próximas semanas. Además del turismo y la gastronomía que ofrece Puerto Iguazú, un atractivo debe ser el combustible más barato.

Faruk Jalaf, presidente de la Asociación de Estaciones de Combustible del Noreste Argentino (Cesane), dijo que el precio mucho más bajo que en las ciudades vecinas de la frontera con Misiones podría provocar una afluencia a las estaciones, lo que podría provocar desabastecimiento.

Jalaf también dijo que el combustible que se vende actualmente a 90 pesos deberá reajustarse un 3% cada mes, de acuerdo con la inflación, para que no haya un aumento acumulado.

En otros años, cuando el combustible en Argentina ya era más barato que en Brasil, las gasolineras de Puerto Iguazú adoptaron la medida de establecer surtidores específicos para vehículos extranjeros. La estrategia se utilizó para que a los conductores argentinos no les faltara el producto. (Dante Quadra – Radio Cultura – Foz)

Comments

comments