La HIPOCRESÍA de Miguel Prieto

266

El intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto, una vez más hizo gala a su hipocresía y soberbia. Fue en un posteo que hizo en uno de sus perfiles en Facebook, refiriéndose a la situación crítica que se presenta en la zona por COVID19. Trata de “concientizar” a la ciudadanía sobre la gravedad de la enfermedad. Pero no recuerda que hace poco el mismo ignoraba las medidas sanitarias participando en farras por el día de las madres, en el cumpleaños de su padre, de sus amigos. Organizó manifestaciones. Todo esto hizo que el coronavirus se propalarse masivamente en la zona.

El intendente esteño además de ser un “experto” en hacer negociados aprovechándose de la situación de emergencia por el COVID19, es un hipócrita y soberbio, al referirse a la misma enfermedad.

Públicamente había dicho que no creía en la enfermedad y su peligro. Participó y posteo en las redes sociales de las farras en la que participó por el día de las madres.

También reunió a sus familiares y amigos para hacer una farra por el cumpleaños de su padre Vicente Prietos, quien también fue contagiado. Todo esto cuando estamos en cuarentena tptal y estaba prohibido todo eso.

Pero no paro allí seguía participando de farras de cumpleaños y colocando en las redes sociales.

Organizó dos manifestaciones con la aglomeración de cientos de personas en la zona céntrica de CDE.

Todo estos ayudo a la propagación de la enfermedad en CDE.

Ahora con tremenda hipocresía y soberbia.

Esto es lo que publico Miguel Prieto:

Creo que a estas alturas muchos de los que decíamos (me incluyo).
«No conozco a nadie con coronavirus».
«Den nombres de los muertos».
Ahora nuestros amigos, vecinos, familiares, etc ya tuvieron contacto con la enfermedad.
Ya mueren personas conocidas.
Otra cosa, no dicriminemos a personas que dan POSITIVO. A todos nos va alcanzar en algún momento.
Mucha fuerza a los que están pasando por momentos difíciles. A aguantar el ciclo viral no nos queda de otra, a pelear por nuestras vidas.
Mis respetos y admiración a los médicos.

Comments

comments