La Policía tiene su CENTRO de OPERACIONES ILEGALES en Alto Paraná

2708

Un nuevo escándalo sacude el departamento de Investigaciones de la Policía Nacional a cargo el ya muy cuestionado comisario Javier Flores. Se desato una feroz pelea por el “botín” que consiguieron en el procedimiento realizado en una estancia de Naranjal que era propiedad de la ex esposa (muerta) del narco José Tomas Rojas. Uno descontentos por la repartija, y quienes estaban molestando fueron rajados, de acuerdo a los datos. Esa dependencia ante la serie de denuncias es un Centro de Operaciones Ilegales en Alto Paraná.

El nuevo escándalo tuvo su inicio en diciembre pasado cuando se hizo una operación donde se incautó más de una tonelada de marihuana en una estancia en la zona de Naranjal. El procedimiento estuvo a cargo de los agentes de Investigaciones.

El establecimiento agrícola ubicado en el municipio de Naranjal, ciudad al sur del Alto Paraná, es de Zulma Ramona Dávalos de Rojas, quien fue ultimada a balazos este año en Foz, donde vivía clandestinamente. La misma es la exesposa del narco preso, José Toma-í Rojas.

Comisario Javier Flores.

Ahora surge la versión que en el lugar había mucha más droga, más gente (en el procedimiento fueron detenidos 3 personas), y mucha plata.

La repartija el “botín” entre tanto genero enojos. Se desato una feroz pelea entre el cuestionado jefe de Investigaciones en Alto Paraná, comisario Javier Flores y el subcomisario, Fernando Ariel Ruiz Díaz, quien tuvo a su cargo el operativo de Naranjal.

Ante el descontento ambos bandos comenzaron a filtrar informaciones a los medios de prensa sobre el escandalo

En diversos perfiles de Facebook se publica el caso indicando queel robo de una millonaria carga de droga en la zona de Naranjal, derivó en un enfrentamiento y terrible internismo dentro del Departamento de Investigaciones de Delitos de Ciudad del Este, que ya es más bien un Centro de Operaciones Ilegales.  

El titular de la dependencia, el comisario principal Javier Flores, había indicado que supuestamente llegó a recibir amenaza de parte de sus propios subordinados, por la repartija de dinero, pues solamente alcanzó solamente a un grupo y el disgusto fue de todos.

El operativo de Naranjal, oficialmente se informó la requisa de una importante cantidad de marihuana (1.150 kilos), la detención de personas (tres) e incautación de camiones.

Todo aquel operativo tenía como responsable al subcomisario Fernando Ariel Ruíz Díaz. Este manejaba un grupo prácticamente de élite dentro de la misma dependencia policial.

El grupo de Ruíz Díaz estaba integrado por los suboficiales Pedro Moral, Antonio Vázquez y Richard Severiano, este último incluso estuvo preso e imputado por el caso «Cucho» pero llamativamente luego de recuperar su libertad, fue nuevamente enviado a prestar servicio en Investigaciones de Ciudad del Este.

El comisario Javier Flores, jefe de investigaciones, solo dispuso el traslado de los personales a otros grupos, escondiendo el ilícito. El comisario Flores debió denunciar el hecho ante el Ministerio Público

Comments

comments