Lamentan VANDALISMO y VIOLENCIA de seguidores de intendente MIGUEL PRIETO

708

Un grupo de vándalos, autodenominados escrachadores, seguidores del intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto, ataco violentamente la casa de la Jueza Nelida Alvarenga. El ataque fue por el simple hecho de que la magistrada se haya sacado una resolución contraria a los abusos del jefe comunal.  La Asociación de Magistrados del Alto Paraná, lamentan la escalada de violencia y pide sanción a los responsables. (VEA EL VIDEO ABAJO)

Generaron zozobra en varias familias. La casa atacada por los vándalos seguidores de Prieto fue la magistrada Alvarenga, pero las consecuencias lo sufrieron sus vecinos igualmente. Los inadaptados sociales atacaron con violencia a todos.

Ya los seguidores del intendente de Ciudad del Este en la mañana del lunes 29 de julio estaban anunciando que atacarían la residencia de la Jueza, por haber sacado una resolución con la cual ponía frenos a los abusos del jefe comunal quien contraviniendo normas legales tomo a la fuerza la administración de la Terminal de Ómnibus.

La respuesta de Prieto fue con violencia. Atacando la residencia de la magistrada.

El intendente de CDE amenazó y agredió verbalmente a la Jueza Nelida Alvarenga, debido a la resolución que dicto y que afecta decisión adoptada por él en forma unilateral, y que fue ya rechazado por la Junta Municipal sobre la administración de la Terminal de Omnibus que estaba a cargo de Ita Paramá.

Los magistrados emitieron este comunicado:

La Asociación de Magistrados del Alto Paraná lamenta la violencia ejercida por un grupo de inadaptados sociales en contra del domicilio y familia de la Jueza Nelida Alvaranga, ya que se trata de una conducta inapropiada e inadmisible para nuestros tiempos.

Pedimos encarecidamente a la Policia Nacional y al Ministerio Público investigar a los responsables de tan violentos actos y, de configurarse algún hecho punible, sean castigados, conforme dicta la ley.

Reafirmamos nuestra convicción sobre la necesidad de respetar la independencia del Poder Judicial y de dirimir los conflictivos en el marco estrictamente jurídico. Que se utilicen los medios procesales legítimos para cuestionar una resolución judicial, de modo a no violentar el Estado de Derecho y las garantías del debido proceso.

Expresamos igualmente nuestra solidaridad con la colega, Nélida Alvarenga y a toda su familia, cruelmente violentada por un grupo de personas manipuladas por sectores políticos que prentenden coaccionar al Poder Judicial, como en época de la dictadura que a esta altura ya creíamos superada.

Comments

comments