Las RUTAS del CONTRABANDO en medio de SOJA y MAÍZ

644

Con la pandemia se cerraron las fronteras, pero los contrabandistas rápidamente encontraron nuevos pasos fronterizos para meter las mercaderías en forma ilegal desde la Argentina. Abrieron nuevas rutas para el contrabando que pasan en medio de plantaciones de soja y maíz, en la zona Sur del Alto Paraná. Furgones que antes transportaban escolares, pasaron a acarrear todo tipo de artículos que son metidos desde el otro lado de la frontera en forma clandestina. Algo que no cambio es el pago de las coimas a quienes deberían estar controlando y reprimiendo esta actividad ilícita.

En Alto Paraná entra mercaderías de contrabando desde el Brasil y la Argentina. La frontera con suelo argentino quedo completamente cerrado en la zona de Tres Frontera, vía balsa. Periodistas de AHORA CDE realizaron un recorrido en la región sur en la franja fronteriza del río Paraná y pudieron comprobar que la frontera es muy permeable.

Antes de la pandemia transportaban escolares. Ahora transportan cargas de contrabando en la nueva ruta del flagelo.

No solamente entra contrabando del otro lado de la frontera. Pero pasa al otro lado también otras cosas como ser marihuana y cigarrillos.

El peso devaluado hizo que los costos de los productos al otro lado sean muy bajos y se conviertan en una ventaja para traer todo tipo de artículos en forma ilegal.

Los contrabandistas rápidamente abrieron, por decir una forma, nuevos pasos fronterizos por donde meten sus cargas. Las nuevas rutas del contrabando pasan por medio de extensas plantaciones de soja y maíz.

Una frontera permeable con la Argentina por donde todo entra y sale.

Pero los paraguayos al no poder ingresar a comprar en las ciudades argentinas, lo hacían solamente hasta la orilla, y allí tenían la complicidad de los argentinos quienes acercaban los productos hasta la margen argentina del río Paraná.

Estas comunidades como Puerto Iguazú, Puerto Libertad, Wanda, Puerto Bossetti, por mencionar algunas.

En el lado paraguayo están las comunidades Puerto Península, Puerto Itá Vera, y el municipio de Domingo Martínez de Irala.

Sin duda los contrabandistas rápidamente usan su ingenio para poder seguir “trabajando”.

Pero las nuevas rutas del contrabando, que pasan por caminos rurales tiene algo en común en relación a los otros esquemas y es el pago de coimas a quienes deberían estar controlando y fiscalizando para evitar este tipo de actividad ilegal en la frontera.

Comments

comments