Manifestación para exigir rapidez en la liberación de cargas de exportación e importación

845

Despachantes aduaneros y propietarios de empresas de transporte de Foz y región están preocupados por los daños causados ​​por la lentitud en la liberación de las cargas durante las operaciones estándar realizadas por la Receita Federal del Brasil. Por eso, la clase se está organizando un acto de protesta frente al edificio del organismo federal en la vecina ciudad brasileña.

La acción tiene como objetivo sensibilizar a los auditores y analistas fiscales de la Receita sobre la situación por la que atraviesa el sector. Según datos divulgados por Sindifoz (Sindicato de los Transportadores de Rodoviarios de Foz do Iguaçu y Región), en dos años Foz dejó de exportar más de un millón de toneladas de fertilizantes y 1,5 millones de toneladas de granos a Paraguay debido a la morosidad del desembarco (como se llama el proceso de liberación de las mercancías).

Además, varios contratos habrían dejado de concretarse debido a la falta de seguridad logística para las entregas. El grupo alega además que las reivindicaciones de los auditores no tendrían legitimidad. «El Gobierno Federal el año pasado para poner un punto final e intentar hacer que las exportaciones e importaciones anden y la economía del país vuelva a caminar emitió la Medida Provisional 765 / 2.016 que garantiza a los auditores tanto el pago de los valores solicitados como la creación del bono de productividad, el principal motivo de la manifestación, incluso en diciembre de 2.016 ya recibieron  3.000 reales en concepto de anticipo. Es decir el derecho ya está garantizado y apenas aguardando el proceso de tramitación del Decreto 13.464 / 2.107 «, describe parte del comunicado del sindicato.

Hay cerca de 800 camiones parados en la fila para entrar en el puerto seco de Foz y más de 1.800 dentro de la unidad , lo que genera un perjuicio diario de aproximadamente US $ 2,6 millones. «Es una situación insostenible que no soporta más. Me dieron un plazo hasta el próximo miércoles (13), pero no estamos seguros de nada. En un flujo normal, un vehículo con carga de maíz, por ejemplo, entraría la noche en el puerto y sería liberado al día siguiente, pero ahora puede llevar más de una semana «, contó al diario.

 

Comments

comments