Miguel Prieto trata de explicar COMPRA de “tapaboca de oro” y se EMBARRA más

1670
Miguel Prieto y su complice el encargado del Area de Salud, Walter García, tratando de justificar lo injustificable. Se estafo a la comuna.

El intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto, y su cómplice, y encargado del área de Salud, Walter García, “inventaron” otra historia para justificar la compra de las “tapabocas de oro”, es la tercera que cuenta, y se está embarrando más. Con la nueva explicación solamente reforzó la confirmación de que estafaron a la comuna esteña. De paso complicaron más a la proveedora GAESA, indicando que compraron un tipo, pero después cambiaron por otro de menor valor.  La adquisición ya está siendo investigada por la Contraloría y Contrataciones Pública, y la fiscalía ya tiene una denuncia.

El intendente Prieto ya conto tres historias diferentes tratando de justificar el escándalo de las “tapabocas” con precios sobrefacturados. Pero no convence y solamente consigue embarrarse más y confirmar que estafaron al municipio junto a la firma GAESA y sus cómplices en la institución municipal.

El contrato contundente. Tapabocas a G. 28 mil. Sobrefacturados. Estafa al municipio.

Prieto divulgó un video donde aparece con Walter García, diciendo que ellos pidieron un tapaboca N95, que estaba con el precio por encima del costo de referencia, y que la empresa entregará otro tipo de tapaboca N95, más barato, tratando de explicar que no hubo sobrefacturación.

Pero no dijeron cuantos tipos de tapabocas N95 y cuál es la diferencia entre ellas.

Claramente se confirma sobrefacturación y estafa a la comuna. No se habla de que hay varios tipos de tapaboca N95.

Pero esto no dice en la publicación que hizo la comuna en su cuenta de Facebook al respecto. Dijo que los tapabocas N95 estaban por encima de su precio de referencia, o sea sobrefacturados, y que acordaron bajar el precio, admitiendo la estafa. En ningún momento dijeron que compraron un tapaboca N95 de mayor precio y que GAESA le entregará otros de menor calidad y más bajo precio.

Prieto diciendo que tapabocas costaron G. 1.900.

Allí claramente reconocen que pagaron G. 28 mil por 2 mil tapabocas, pero que el precio real no llegaba a los 23 mil guaraníes.

Pero antes Prieto dijo que nunca ellos pagaron la suma de 28 mil guaraníes por un tapabocas, y si solamente 1.900 guaraníes. Cuando saltaron los documentos, retrocedió y dijo que si compraron otros de mayor precio y que están con los costos inflados.

Hasta el momento los documentos en forma contundentes demuestran que tanto Prieto, y sus cómplices en la comuna estafaron a la institución comunal junto a la empresa GAESA.

El análisis de los documentos lo está haciendo la Contraloría y la Dirección Nacional de Contrataciones Pública, para luego el caso pasar al Ministerio Público.

Comments

comments