Montaron una INGENIERÍA para meter CONTRABANDO y RECAUDAR millones en NEGRO

678

Aduaneros montaron toda una ingeniería para meter contrabando, “disfrasarlo”, y obtener una millonaria recaudación paralela. Son varios jefes aduaneros quienes están en Asunción y Ciudad del Este. Meten todo tipo de producto como ser confecciones (ropas y calzados nuevos), ropas usadas, pollos, azúcar, aceite, y embutidos. Son los principales.  El director de Aduanas, Julio Fernández Frutos, tiene conocimiento de todo, y estaría involucrado en todo, según fuentes de la propia institución.

El grueso, de las mercaderías, que entran de contrabando lo hacen por el Puente de la Amistad. Esto es lo indicaron fuentes de la propia Aduana. Además, se puede ver todos los días entrando los camiones con los productos ilegales.

Toda la ingeniería montada opera entre CDE y Asunción. El director nacional de Aduana, Julio Fernández Frutos, quien recientemente se recuperó del coronavirus, tiene conocimiento de todo, y lo protege porque supuestamente parte del dinero de la recaudación en negro va a su bolsillo. Esto siempre de acuerdo a fuentes de la propia institución.

Pero existe grupo de aduaneros que formaron una rosca e implementan la ingenieria del contrabando en la frontera este del país. Ellos son:

Jorge Marin, alias “Electro» hasta hace poco un simple electricista de la Institución (DNA) que congraciado con un tal Miguel Caballero Contessi, alias la “Anguila» Jefe de Resguardo Central en Asunción.

Mediante el apoyo del influyente Contessi, el mencionado Marin, pasó de ser un cambia focos o arreglar problemas eléctricos domiciliarios de los altos jefe aduaneros,  a funcionario, sin concurso y sin ningún conocimiento en los aranceles o materia aduanera es.

Pero es el controlador y o articulador para el paso en frio de los grandes camiones con contrabando. Así opera esta gavilla de adulones y con guiño de los jefes pueden pasar de la noche a la mañana a ser los nuevos millonarios y todo esto se da en plena crisis que pasa el país, por el coronavirus.

El enriquecimiento de los funcionarios aduaneros apostados al Puente de la Amistad se debe a las recaudaciones paralelas que consiguen dejando ingresar productos en forma ilegal, pero que afecta notoriamente a las arcas del Estado.

No se debe olvidar que toda esta ingeniería para el contrabando comienza en el Control Integrado o Código de Barras en Foz de Yguazú, Brasil. Allí le tenemos hace años destacado a un funcionario de nombre Raúl Meza, alias “muñequita» casi intocable desde antaño.

Es el que maneja a la perfección la manipulación del sistema integrado para concretar las operaciones ilegales. Todo sería supervisado por el propio administrador del Puente de la Amistad, Nelson Leonor Fleitas que es un experto en desvío de fondos públicos a través del Sistema Sofia y conoce muy bien el modus operandi.

Fleitas, ya que fue por mucho tiempo el Jefe de Departamento u Oficina Técnica. El mencionado adiestrador estaría “rindiendo” cuentas a una persona muy influyente del Gobierno y es por eso se hace caso omiso a las tantas denuncias y publicaciones donde lo incriminan.

El padrino de Fleitas sería el propio vicepresidente de la República, Hugo Velázquez.

Comments

comments