OBRA de US$ 1,2 millones ABANDONADA en la GOBERNACION del Alto Paraná

272

La construcción del Centro Cultural de la Gobernación del Alto Paraná, está parado y abandonado hace más de un mes. En la edificación se está invirtiendo, supuestamente, más de 1,2 millones de dólares. La millonaria obra fue adjudicada a la firma unipersonal Constructec, propiedad de Juan Vicente Martínez, quien cometió suicidio. El contrato debe ser rescindido y el gobernador, Roberto González Vaesken, debe responder por los desembolsos que ya se hicieron.

La construcción del Centro Cultural fue adjudicada en diciembre de 2020 por el gobernador, Roberto González Vaesken. El monto es de G. 7.854 millones. La adjudicación se hizo a una firma unipersonal de Juan Vicente Martínez, quien hace un par semanas se quitó la vida, en un confuso episodio.

La firma unipersonal es Construtec. En la empresa nos informaron que los familiares del fallecido Juan Vicente Martínez, asumieron las riendas de los negocios, y que todo se mantendría igual.

Pero en la práctica las obras que fueron adjudicados a la misma por la Gobernación del Alto Paraná, están paralizadas.

Roberto González Vaesken, gobernador.

En el caso del Centro Cultural la obra ya está parada y abandona, antes del luctuoso suceso.

Entendidos en temas de obras públicas indicaron que el gobernador González Vaesken, ya debió rescindir el contrato debido a que hace más de un mes los trabajos están paralizados.

Millonaria obra parada y abandonada.

Además, se debe recuperar el dinero que se dio por adelantado, o en todo caso ejecutar la póliza de fiel cumplimiento o garantía que debe tener la Gobernación del Alto Paraná.

Los datos obtenidos en la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas, indicaron que la citada empresa unipersonal tiene varias obras millonarias adjudicadas por el gobernador.

Al parecer todas están paralizadas y hasta el momento el González Vaesken, mantiene un sugestivo silencioso sobre esta situación.

Esta es una de las obras millonarias que está realizando el gobernador y que no es necesaria. Es un despilfarro de dinero público, cuando hay tantas necesidades de insumos y medicamentos en los centros asistenciales públicos en la zona.

Comments

comments