Prieto compro alimentos SOBREFACTURADOS y NO APTOS para el consumo y entrego a familias pobres de CDE

392
Miguel Prieto distribuyo alimentos no aptos para el consumo humano y compro con precios sobrefacturados.

El intendente de CDE, Miguel Prieto Vallejos, compro alimentos sobrefacturados y no aptos para el consumo humano y los distribuyo a familias pobres de la capital del Alto Paraná. La actitud criminal del jefe comunal es confirmada por auditores de la Contraloría General de la República, quienes detectaron un grave daño patrimonial a la institución municipal. El órgano contralor no acepto las explicaciones de Prieto, señalando que puso en peligro la salud de la población más desprotegida. Los alimentos fueron comprados de B.H. Services S.R.L., firma inhabilidad por Contrataciones Públicas en forma directa dentro de la emergencia por el COVID19. El monto es por G. 3.300 millones.

Se estimó que el intendente Prieto sobrefacturo unos 2.400 millones de guaraníes en las tres compras de alimentos para armar los kits que fueron distribuidos a familias de escasos recursos dentro de la situación de emergencia por la pandemia por el coronavirus.

Alimentos no aptos para el consumo distribuyo Miguel Prieto.

Pero la sobrefacturación, confirmada por los auditores de la Contraloría, no es la única ilegalidad. Como nadie pudo tener acceso a los documentos y a los productos, ahora sale a luz que Prieto adquirió alimentos no aptos para el consumo humano y lo dio a familias pobres.

Estos es lo que señala el informe final de la auditoria de la Contraloría que fue divulgado. En el documento se señala que existió un grave daño patrimonial a la institución comunal y el responsable es el intendente Prieto.

Contundente el informe de auditoria de la Contraloría.

Los auditores indican que Prieto compro alimentos de B.H. Services S.R.L. donde aparece como representante Nelson Fleitas Fleitas, que, de acuerdo a los datos publicado por ABC Color, es una firma inhabilita por Contrataciones Públicas; y vinculada al diputado colorado, Miguel Cuevas. La misma fue crea para concretar negociados.

Pero lo más grave es que entre los alimentos entregados por B.H. Services S.R.L., hay alimentos no aptos para el consumo humano. Se trata de harinas y azúcar que no tienen el Registro de Establecimiento, ni el Registro Sanitario de Productos Alimenticios, exigidos por las normas legales vigente en el país.

El intendente no pudo dar una argumentación sobre esta situación criminal.

Los auditores fueron contundentes y dijeron que la explicación del jefe comunal no se acepta y se ratificaron en todo lo cuestionado alegando que Prieto puso en peligro la salud de la población que recibió los alimentos que no son aptos para el consumo humano. Es criminal.

La firma proveedora no cumplió varios puntos del Pliego de Bases y Condiciones confirmando la existencia de un grosero negociado, y el delito de Lesión de Confianza, por el cual debe ser procesado el intendente Prieto y los responsables de la firma proveedora que ya estaba inhabilitada.

Comments

comments