Privilegiaron a EMPLEADOS del gobernador y dejaron de lado PERSONAS VULNERABLES

247
Lulio Vicente Gamarra (67) decano de la facultad de Derecho propiedad de los González Vaesken.

Durante la escandalosa jornada de vacunación realizada en el polideportivo de la Universidad Privada del Este (UPE) en Presidente Franco, la mayoría de los que fueron inmunizados irregularmente son empleados de la casa de estudios superiores. Esto lo hicieron en detrimento a personas vulnerables de la tercera edad (85 años para arriba). Las mismas no fueron avisadas sobre el lugar donde se aplicarían las vacunas contra el COVID19. Los principales instigadores serían el gobernador de Alto Paraná, Roberto González Vaesken y su hermano Luis “Tiki” González, aspirante a la intendencia de Franco. Ambos son dueños de la institución educativa.

Sigue muy tibia la investigación del fiscal Sergio Irán Villalba. Este hasta el momento no imputo a nadie, y ni siquiera, al parecer está investigando a los principales responsables de la situación que son el gobernador y su hermano el precandidato colorado a la intendencia de Franco.

El Ministerio de salud ya adopto medidas concretas castigando a los que se prestaron para el uso de la vacuna contra el coronavirus para fines políticos.

La nómina de los vacunados en forma irregular revela que la mayoría de los inmunizados son adherentes políticos de “Tiki” González, entre ellos el ex intendente, Reinerio Santacruz Mendoza.

Igualmente están empleados de la universidad que es propiedad del gobernador y su hermano “Tiki”.

Uno de ellos es Lulio Vicente Gamarra, decano de la Facultad de Derecho; Blanca Maldonado Benítez, quien profesora de la carrera de Derecho. Esta además Beatriz González de Larramendia, quien es director de la UPE; sigue con Francisco Antonio Ruffinelli, quien es el decano de la Facultad de Arquitectura; Eladio Ramón Invernizzi, quien es docente de la UPE.

Como estos son solamente algunos y como una muestra de que el gobernador y su hermano utilizaron su influencia para privilegiar a sus empleados en detrimento de personas vulnerables quienes podrían estar quedándose sin la vacuna.

En las redes sociales se sigue cuestionando lo que ocurrió con la vacunación y se pide castigo ejemplar. El Ministerio de Salud ya hizo su parte ahora resta por esperar que hará el Ministerio Público.

Ya se habla igualmente de voto castigo para “Tiki” González en Presidente Franco.

Comments

comments