Sale a luz GRAVE INCIDENTE en el río Paraná

728
Embarcación retenida que derivo en un grave incidente en el río Paraná.

Un grave incidente ocurrió el pasado 3 de mayo de 2020 en el río Paraná, cuando efectivos de la Marina paraguaya ingresaron a aguas territoriales brasileñas para detener a un pescador brasileño. La marina del Brasil presentó una protesta y ante la falta de respuesta de sus pares paraguayos en devolver la embarcación, decidieron poner fin al acuerdo por el cual se compartía el patrullamiento del mencionado río. Esto benefició a los contrabandistas. El pescador brasileño dice que tuvo que pagar “multa” a los militares y ahora reclama los equipos que estaban en el bote. La situación puede desembocar en una fricción diplomática entre ambos países.

Valmir de Farias, dijo a los medios de prensa del Brasil que estaba pescado en el lado brasileño del río Paraná, indicando que tenía la autorización de las autoridades brasileñas. Pero los efectivos de la Armada paraguaya ingresaron a aguas territoriales brasileña detuvieron al pescador.

El afecto presentó una denuncia ante la Marina brasileña que presentó una protesta ante sus pares paraguayos, exigiendo la devolución de la embarcación y de todos equipos de pesca que estaban en el interior del mismo. No hubo respuesta de la Marina paraguaya.

Debido a esto los militares brasileños junto a la Policía Federal decidieron solicitar una reunión formal donde informaron que ponían fin al acuerdo de compartir las aguas del río Paraná en el patrullamiento. Esta determinación entre tanto beneficio a los traficantes y contrabandistas que operan a través de los puertos clandestinos.

El pasado 20 de junio de 2020 la embarcación fue devuelta al Brasil, pero todos los equipos que estaban en la misma desaparecieron. El pescador Valmir de Farias dijo a los medios de prensa del Brasil que tuvo que pagar “multas” para recuperar el bote. Estas multas serían coimas a los militares.

Detalló que los marinos le aplicaron una multa de 2.500.000 guaraníes “por el tema de Covid19”. Y otra multa de 16 millones de guaraníes por no usar chaleco salva vidas.

Ahora el pescador exige que se devuelva todos los equipos que estaban en la embarcación y la exigencia tiene el apoyo de las autoridades brasileñas.

Esta situación podría derivar en una fricción diplomática entre Paraguay y Brasil, atendiendo a que para los brasileños hubo abuso de parte de los marinos paraguayos, contra un ciudadano brasileño, que no cometió ninguna ilegalidad.

Comments

comments