Saltos del Guairá: 38 años de una tragedia en el paraíso perdido

732
Saltos del Guaira o Sete Quedas
Saltos del Guaira o Sete Quedas

El historiador Fabián Chamorro recordó en su cuenta de Twitter que un día como hoy, en 1982, en los desaparecidos Saltos del Guairá, murieron 32 turistas al soltarse el puente que cruzaban. Meses después, en octubre del mismo año el Salto de Sete Quedas – su nombre en portugués – desapareció con la construcción de la represa hidroeléctrica de Itaipú.

“El 17 de enero de 1982, en los Saltos del Guairá, un puente colgante repleto de turistas se soltó causando la muerte 32 personas, entre ellos un paraguayo, Luis Fernando Palmieri, de 7 años de edad. Su cuerpo fue encontrado a casi 150 kilómetros del lugar de accidente”, relata Chamorro recordando el trágico episodio.

Es que en aquel verano, miles de personas acudían a la zona para conocer los saltos cuyo destino estaba sellado: iban a desaparecer tras la construcción de la represa con Brasil. Los saltos eran visitados por familias, excursiones de colegios y universidades además investigadores, científicos y turistas de todo el mundo. “Había mucha afluencia de gente porque justamente se había avisado que los saltos desaparecerían, entonces desde meses antes ya comenzaron a llegar miles de personas cada fin de semana para conocer el lugar”, detalló.

“Los saltos, ubicados en la sierra de Mbaracayú, donde las aguas del río Paraná caían en un estrecho canal, desde una altura de treinta metros, con gran estrépito. Dicen que se oía un ruido estremecedor desde 20 kilómetros.”, prosiguió Chamorro en publicación.

Es que los saltos eran una maravilla natural: era la mayor cascada de agua que emergía del Río Paraná, con 18 caídas cuyo volumen de agua transportada doblaba a las Cataratas del Niágara, según mencionan diversos investigadores. La cascada más grande tenía una altura de 40 metros y junto a las otras 6 de gran altura, conformaban las Sete Quedas, de donde obtuvo su nombre en portugués. Había mucha afluencia de gente porque justamente se había avisado que los saltos desaparecerían, entonces desde meses antes ya comenzaron a llegar miles de personas cada fin de semana para conocer el lugar

Hoy, a 38 años de su desaparición, numerosos expertos coinciden en que la desaparición de los saltos fue el mayor ecocidio de la historia. “Los saltos desaparecieron en dos semanas”, precisó Chamorro.

Sobre la tragedia

De los 32 turistas que fallecieron al caer el puente en 1982, Luis Fernando Palmieri fue el único paraguayo. El gobierno envió un helicóptero para trasladar su cuerpo que fue encontrado 150 kilómetros del lugar de accidente, hasta donde fue arrastrado por la fuerza de las aguas, según comentó el historiador.
(Abc Digital)

Comments

comments