Se entregó RODRIGO, pero aún persiste duda sobre móvil de doble homicidio en el Country Club

732
Rodrigo con el rostro cubierto.

El joven Rodrigo Florentín Dávalos, sindicado como autor del doble homicidio en el Paraná Country Club se entregó a la Policía. Este admitió que mato a los hermanos Gonzalez Duarte, uno de ellos su padrastro, pero sigue en la nebulosa el motivo por el cual cometió el crimen. Una de las hipótesis apunta a la mafia de los perfumes, un negocio millonario con protección de poderosos. Debido a esto los investigadores buscan dar otra explicación, pero no convencen.

Todo indica que los investigadores buscaran desvirtuar la hipótesis que apunta a la mafia de los perfumes en el caso del doble homicidio en el Country Club. Existen muchos cabos sueltos y el supuesto autor dice que todo se trató de un problema de relacionamiento.

La viuda, Dominga o Domi Dávalos tiene mucho que contar, pero todo indica que la misma prefiere callarse atendiendo que existen intereses muy fuertes y ella misma se podría complicar, de acuerdo a los datos obtenidos con fuentes policiales.

Tras entregarse a la policía, Rodrigo Florentín habló con la policía sobre el doble crimen que perpetró la semana pasada en el Paraná Country Club de Hernandarias.

“Dijo que todo lo que se publicó en la prensa era falso, que los que iniciaron la pelea fueron los hermanos González (Osvaldo y Nelson), que las dos pistolas pertenecían a ellos y que la tercera (pistola) estaba en la casa”, explicó el comisario Juan Benito García a los periodistas.

Señaló que ese día al llegar a la casa, se inició la discusión que finalmente acabó con la vida de los hermanos González.

“El explicó que actuó en defensa propia, que culpó a las víctimas porque iniciaron la pelea ese día”, señaló el jefe policial.

Asesino confeso de los hermanos González, Rodrigo Florentín se entregó la mañana del martes en la localidad de Itakyry, distante unos 70 km de Ciudad del Este.

El mismo había sido resguardado por su padre, Fernando Florentín, tras el doble asesinato.

Comments

comments