Sugestivo procedimiento de FISCALIA y POLICIA ante CRIMINAL aglomeración y POLUCION sonora en «SANTO BOTECO»

379

Dos fiscales se negaron ir al local denominado “Santo Boteco”, habilitado como restaurante, pero que es una discoteca y algo más. Solo fue un asistente. La Policía también hizo muy poco para evitar la trasgresión de varias normas legales por parte del brasileño Adriano Pereira dueño del local que anteriormente ya fue intervenido por el mismo problema.

No es solamente transgresión a las normas sanitarias vigentes, y las normas para evitar la propagación del COVID19 hubo en el lugar denominado “Santo Boteco”. También hay violación a la Ley 1.100 que castiga la polución sonora.

Pero sin duda es lamentable y bochornoso la actitud de la fiscal Zunilda Ocampos, quien está de turno y del fiscal de medio ambiente, Adolfo Santander, quienes se negaron acudir al lugar y enviaron solamente un asistente. Y eso que se les paga sueldos siderales para cumplir sus funciones.

Sin duda es muy sugestiva la actitud de los fiscales. También la Policía Nacional tuvo una tibia reacción ante las denuncias de los vecinos por el descontrol que había en el lugar.

La Municipalidad de CDE, también tiene su responsabilidad atendiendo a que el local es una discoteca y algo más, pero pidieron la habilitación como un restaurante normal, cuando la infraestructura muestra que no es así.

El informe policial al respecto dice:

“Intervención en local denominado Santo Boteco, ubicado en la avenida Eugenio A. Garay y Mariscal Estigarribia (avenida del Lago) barrio Boquerón de CDE, propiedad de Adriano Pereira, brasileño, domiciliado avenida Loma Valentina y Eugenio A. Garay, por incumplimiento del protocolo sanitario establecido por decreto del Poder Ejecutivo N⁰5410/21, en la se establecen las medidas sanitarias del plan de levantamiento gradual del aislamiento preventivo en el Marco de la emergencia sanitaria Covid 19.

Se recibió llamada telefónica en la oficina de guardia de por parte de persona no identificado que en dicho lugar no se cumple las medidas sanitarias. En el lugar frente a dicho local en la vía pública se encontraba Lidia Cira Villasboa Machuca, paraguaya de 55 años de edad, domiciliada en km 6.5, barrio San Isidro quien manifestó ser la denunciante, inmediatamente se comunicó al Fiscal de turno Zunilda Ocampos y al Fiscal del Medio Ambiente, Adolfo Santander, quien dispuso la contabilización de las personas que encontraban en el lugar, posterior despeje y cierre, para tal procedimiento se constituyó al lugar su asistente Abog. Nelson Alvarenga. Fueron contabilizados e identificados 174 personas entre varones y mujeres quienes se retiraron del lugar.”.

Comments

comments