“TENGO HAMBRE”

530

Cuando más se prolonga la cuarentena por el coronavirus y la ayuda del Gobierno no llega las cacerolas suenan fuerte. “Tengo hambre”, es la expresión que más se escucha y se lee. La situación por la falta de alimentos es más agobiante en la zona Este del país debido a la completa paralización de la actividad en el sector comercial de Ciudad del Este. No hay plata y no hay comida. Las manifestaciones son más reiterativas y cada vez ganan fuerza debido a que no existe una respuesta seria y sistemática. Se realizan entregas de kits de productos que no suficientes y sirven solamente para algunos días. Con las ollas populares tratan de paliar la situación, pero también es difícil de mantenerlas.

Cada vez más surgen personas quienes afirman estar en situación de desespero por la falta de alimentos. Hay entender que no solamente son las personas de nivel pobres o vulnerables son afectadas. Hay de nivel medio y suman muchos.  La ayuda del gobierno es ínfima y no llega. Hace dos semanas que las cosas comenzaron a empeorar. Es que algunos tenían algún ahorro, que lo usaron todos. Mientras otros vendieron sus pertenencias. Pero ahora ya no tienen nada y el hambre toca más fuerte la puerta de cada casa.

Fila para recibir un plato de comida. Es Paraguay.

Los adultos indicaron que pueden soportar más, pero las cosas se complican cuando hay uno o más niños que piden que comer.

Esto es lo que el gobierno del presidente Mario Abdo Benítez no entiende. La ayuda estatal es poca y no llega. En otros casos tarda mucho. Si ya era difícil en condiciones normal sobrevivir con un salario mínimo, con el 25% sirve solo para algunos días.

Cuando ya no hay nada que cocinar, las ollas son instrumento para manifestarse.

La ayuda del gobierno es poco más de 500 mil guaraníes por personas. No es suficiente.

Mientras la ayuda de los gobernantes no llega la solidaridad trata de dar un alivio. Las ollas populares son el único alimento que miles de paraguayos están recibiendo.

El hambre que está pasando gran parte de la población ya es destaque en los medios de prensa de otros países como el Brasil.

Comments

comments