Universidad MAU presiona económica y políticamente para lograr habilitación

8388
Edgar Dávalos y el concejal municipal Javier Bernal.

Directivos de la Universidad Central del Paraguay (UCP) están presionando por todos lados para lograr la habilitación de su facultad de Medicina, en Ciudad del Este. Para el efecto ya habría corrido varios millones que se repartieron entre autoridades del Consejo Nacional de Educación Superior (CONES) y figuras políticas, según las informaciones. 

Ruth Benítez Perrier, madre del presidente electo está siendo utilizada para blanquear una universidad mau.

Es más, según los datos, varios políticos de la zona de Alto Paraná y de Asunción, ya recogieron su parte y están operando a favor de la UCP. Incluso una de las personas usadas para el efecto, fue Ruth Benítez Perrier, la madre del presidente Mario Abdo Benítez, quien, según los datos, recibió una importe suma en dólares para la inauguración de la sede educativa días atrás.
La UCP está operando en forma ilegal en Ciudad del Este y en Minga Guazú, donde se encuentran las carreras de Medicina. Tiene como objetivo captar a estudiantes brasileños, de acuerdo a los datos. Se menciona además que sería parte de un esquema de lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

Edgar Dávalos

El pasado lunes 6 de agosto de 2018, la UCP, que está siendo investigada por el CONES y que tendría vínculos con el narcotráfico, abrió sus puertas oficialmente en Ciudad del Este. Para el evento, los directivos de la casa de estudios tiraron la casa por la ventana y movieron todas sus “influencias”, logrando traer a Ruth Benítez Perrier, madre del ahora presidente de la República, Mario Abdo Benítez.
La señora Benítez Perrier, fue la que desato la cinta de inauguración del majestuoso edificio ubicado en la avenida del Lago de la República, del barrio Boquerón, de la capital del Alto Paraná, donde estará la Facultad de Ciencias de la Salud (Medicina) y Ciencias Empresariales. Justamente la carrera de Medicina de la UCP, no está habilitada por el CONES, organismo que ya intimó a los directivos por promocionar una carrera no habilitada, infligiendo de esa forma uno de los requisitos principales y al mismo tiempo estafando al estudiantado, que en su mayoría proviene del Brasil.
Otro de los políticos que fue visto por la UCP, de Ciudad del Este, es Javier Bernal, concejal municipal del PLRA. El mismo, según los datos, también estaría operando a favos de lograr la habilitación de la UCP.
Los que están detrás de todo este esquema de sobornos y presiones, según nuestras fuentes, son: Karlos Bernardo, directivo de la UCP y Edgar Dávalos, administrador de la casa de estudios. Éstos tendrían estrechas relaciones con bandas criminales, conforme los datos manejados.

Comments

comments