“Ventana de agua” para PARAGUAY, “ventana de energía” para el BRASIL

484

La Itaipú anunció que inició el proceso para aumentar el caudal hídrico del río Paraná, aguas debajo de la usina. Esto permitirá que 125 mil toneladas de granos paraguayos puedan llegar a los mercados internacionales. Pero la liberación de agua no se hará por el vertedero, será turbina, o sea se va a generar energía que sin duda ira al Brasil. Cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía.

Los brasileños rápidamente aceptaron la propuesta de la “ventana de agua”, que para ellos es una “ventana de energía”. Nuestro país pidió que se libere agua del embalse para que aumente el caudal del río Paraná.

Nuestros socios en la Binacional aceptaron, pero dijeron que la materia prima, o sea el agua, no será desperdiciada. La liberación mayor de agua será turbina, esto quiere que van a liberar más agua, pero van a generar más energía, que sin duda ira al Brasil.

El informe del lado paraguayo de la Itaipú, no dice que el agua que van a liberar será turbinada. Ni tan siquiera explica cómo van a aumentar el caudal hídrico.

Los datos entregados por el lado brasileño son más transparentes y dicen que se va a liberar el agua, pero que van a turbinar.

El informe de la Binacional lado paraguayo dice:

La operación especial denominada “Ventana de agua” se inició en la fecha y se extenderá hasta el lunes 31 de mayo, para elevar el caudal del río Paraná y, con ello, garantizar la colocación de los productos agrícolas nacionales en los mercados internacionales.

Este procedimiento que involucra a la Central Hidroeléctrica de ITAIPU, se concretó mediante gestiones efectuadas por la Cancillería Nacional ante los gobiernos de Brasil y Argentina, con los cuales se llegó a un acuerdo que permitirá la operatoria para que el río Paraná alcance una altura suficiente a fin de garantizar la navegabilidad del cauce hídrico.

Se aclara además que este operativo no afectará la producción de energía de la usina y se garantizará que un volumen de 125 mil toneladas de producción agrícola, por valor de unos 45 millones de dólares, puedan ser colocados en el mercado internacional de manera competitiva y así salvaguardar la cadena de producción y la economía del país. Son seis convoyes en total que aguardan el paso para llegar a destino.

Según los datos proveídos, el operativo denominado Ventana de Agua permitirá contar con una altura de 1 metro en el hidrómetro de Ituzaingó, Argentina, durante el jueves 27 de mayo y el viernes 28 de este mes, suficiente para que los convoyes cargados a un calado de 7 pies y medio puedan atravesar de manera segura los pasos críticos identificados en el río Paraná.

Por segundo año consecutivo, la navegabilidad del río Paraná se ve afectada por una bajante histórica en su caudal, principalmente ocasionada por el pronunciado déficit de precipitaciones que afecta a toda su cuenca a consecuencia de los efectos del fenómeno de “la Niña”. Este año, las condiciones de navegabilidad del Paraná están aún más comprometidas, dado que se están registrando niveles extremadamente bajos de caudal y acumulación de aguas en el sistema de regulación de la cuenca.

De modo similar, se repetirá el ejercicio de regulación de caudal que se llevó a cabo en 3 oportunidades durante el 2020, que posibilitó la salida de 413 barcazas que transportaron 493.800 toneladas valoradas en 175.000.000 de dólares estadounidenses. Todas ellas se ejecutaron ajustando la propia operatoria del sistema regulador, a través de mecanismos de cooperación y coordinación con los gobiernos de los tres países, Argentina, Brasil y Paraguay, particularmente de ITAIPU y Yacyretá.

Comments

comments