Se va confirmando “EXTORSION” de Cabral a concesionario de la TERMINA de OMNIBUS de CDE

1376

Una intervención en la Terminal de Ómnibus confirmó la situación desastrosa en que se encuentra el edificio concesionado a Ita Paraná S.A.. En marzo pasado la ex intendenta interina, Perla Rodríguez de Cabral, realizó un procedimiento similar y dijo que el lugar se estaba cayendo a pedazos. Luego se habría solicitado una coima de 100 mil dólares. La propia ex jefa comunal después dijo que el lugar comenzó a ser arreglado y puesto en condiciones. Pero fue una mentira con lo cual se va confirma la extorsión que debe ser aclarado y denuncia ante la fiscalía.

El 15 de marzo pasado se denunció que los responsables de la firma Ita Paraná S.A., tuvieron que pagar una coima, que se les pidió en forma extorsiva, de 100 mil dólares para evitar una intervención y hasta la cancelación de la concesión por parte de la comuna esteña.

Funcionarios de la comuna en dicha ocasión indicaron que Elio Cabral, ex aduanero y ex diputado, esposo de la ex intendenta interina, fue quien opero para cobrar la coima.

Los responsables de la Terminal de Ómnibus realizaron algunos trabajos de limpieza y plantaron algunas flores. Con esto la entonces intendenta interina dijo que la concesionaria estaba “cumpliendo”.

Ahora se realizó una nueva intervención y se confirmó que la situación en la Terminal de Ómnibus sigue desastrosa. Nada cambio. Con esto se va confirmando el pago de 100 mil dólares.

La actual administración municipal de Miguel Prieto, debe aclarar el pago de los 100 mil dólares. La ex intendente interina y actual concejal Perla de Cabral, y el empresario Benigno Villasanti deben dar explicaciones a la ciudadanía.

Los funcionarios municipales quienes fueron a realizar la nueva intervención entre tanto no manejaban todos los datos en relación a la concesión.

El informe de la comuna dice:

Los directores de Medio Ambiente, Área Urbana, Asesoría Jurídica, Recaudaciones y Defensa del Consumidor de la Municipalidad verificaron este miércoles (19 de junio de 2019), el estado de la Terminal de Ómnibus. Se detectaron una serie de irregularidades en el cumplimiento del contrato de concesión, por parte de la empresa Itá Paraná S.A., cuyo propietario es el señor Benigno Villasanti Kulman.

Cabe señalar, que la misma empresa administra la terminal desde el año 1996, cuando era intendente Guillermo Campuzano. La última renovación de contrato se realizó el 30 de abril de 2013, durante la administración de intendenta Sandra McLeod de Zacarías.

(En realidad la concesión se hizo en la administración de Hugo Martínez Cardenas, a firma Alfa Beta Construcciones, donde estaba Gustavo Stroessner (hijo del dictador Stroesser) y Benigno Villasanti).

Según el contrato, la empresa debe pagar a la Municipalidad en concepto de canon, el 20 por ciento de lo recaudado mensualmente. Sin embargo, funcionarios de la empresa no rinden cuentas de todo lo recaudado a la Municipalidad.

La empresa Itá Paraná S.A. habilitó un estacionamiento de vehículos en el predio de la terminal, que no cuenta con patente de la Municipalidad y tampoco se rinde cuentas de la recaudación. En el lugar se cobra por estacionar por hora, día y mes.

El director del Ambiente, Marco Alderete y la jefa de Control e Inspección Ambiental, Aramí Lovera detectaron agua servida y residuos cloacales en el sector de sanitación de buses. Ese sector fue clausurado por el Ministerio de Salud Pública, pero aun así seguía operando.

Cada director elevará un informe al intendente Miguel Prieto, quien dispuso que la Dirección de Asesoría Jurídica revise el cumplimiento del contrato de concesión, junto a las demás direcciones.

ESTO YA SE PUBLICO:

Comments

comments